Una nueva tendencia

 

El sexting se ha transformado en una conducta común entre los jóvenes, especialmente entre parejas. Esta acción consiste en el envió de material pornográfico o erótico a través de internet o teléfonos móviles con el fin de provocar satisfacción sexual, aceptación, recibir atención, entre otros factores.

 

Exponer este tipo de información es muy riesgoso. Al caer en malas manos se puede publicar de forma masiva, trayendo consecuencias irremediables para la reputación e integridad del joven,  hecho que ha ocurrido reiteradas veces.

 

Los adolescentes aun no cuentan con un criterio totalmente desarrollado, por lo tanto, son personas fáciles de influenciar.  No miden las consecuencias de sus actos y no logran percibir el peligro.

 

Son el blanco perfecto para aquellos adultos que buscan abusar sexualmente de menores a través de internet. Suplantan la identidad de un tercero para entablar una relación emocional con el menor  hasta ganarse su confianza, luego son manipulados para llevar a cabo estos actos sexuales. Este comportamiento es más conocido como “grooming”.

 

Los medios actuales permiten y facilitan este tipo de conductas, las cuales, se han convertido en hechos cotidianos, afectando a una serie de víctimas, ya sea para abusar de ellos o para utilizar su identidad con fines sexuales.

 

Un caso reciente de Grooming es el que destapó el programa de CHV  “espías del amor”  http://www.eldinamo.cl/cultpop/2016/03/02/programa-de-chv-destapa-impactante-caso-de-grooming-de-hombre-de-29-anos-con-nina-de-14/

 

Es importante tomar medidas de precaución al respecto, son los padres los responsables de proteger a sus hijos controlando su navegación en internet y sus conductas cotidianas. Por otro lado, se recomienda mantener contraseñas seguras para mantener la máxima privacidad y evitar la suplantación de identidad.

“Grooming”: Abuso sexual por internet